Contenido del curso
Un Nuevo comienzo
La decisiu00f3n mu00e1s importante que podemos tomar es la de dar nuestro corazu00f3n y vida a Jesucristo.
0/5
Primeros Pasos
Acerca de las clases

Toda buena construcción empieza con un buen plan. Esta verdad se aplica también en tu vida: Una vida bien construida no ocurre de casualidad, requiere un plan; y no un plan cualquiera, sino el plan correcto.
El plan correcto para tu vida empieza con Dios. Él tiene un plan increíble para ti, es un plan excelente que supera cualquier cosa que puedas imaginar o hacer y cualquier plan que otros podrían tener para ti.
¿Sabes qué? Dios te conoce. Él te conoce mejor de lo que tú mismo te conoces. ¡Él te ha creado!
Llevas una etiqueta en tu alma que dice “¡Diseñado por Dios!”. Él te ha creado para un propósito y tiene un plan específico para tu vida.
Pero hay un problema: por naturaleza, no cooperamos muy bien con nuestro diseñador. De hecho, tenemos el impulso innato de vivir la vida a nuestra manera. Queremos decidir nuestro propio camino. Nos gusta ser nuestro propio jefe. Y sin darnos cuenta, o ignoramos o rechazamos o simplemente no hacemos caso a Dios.

Sin una conexión personal con Dios, nuestras decisiones en la vida son dirigidas por nuestros deseos y sentimientos, o por las opiniones y presiones de la gente que nos rodea y esto, nos impide disfrutar todo lo bueno que Dios tiene para nosotros.

Hay algo más que debes saber: El plan de Dios para tu vida, en realidad va más allá de esta vida. Dios te diseñó para vivir para siempre: ¡Si! Somos espíritu, alma y cuerpo y llegará el día en que morirás físicamente pero hay una parte en tu interior que vivirá para siempre en un lugar eterno. ¡Dios te quiere en ese lugar para estar con él!

El plan de Dios se trata de una relación personal con él, ahora y para la eternidad. Se trata de que tú, voluntariamente, dejes que él guíe tu vida. Se trata de abandonar tu propia tendencia que ignora, rechaza y no hace caso a Dios y, en cambio, aceptarlo y seguirlo. Se trata de entregarle el control de tu vida completamente.

 ¡La buena noticia es que Dios ha hecho esto posible! Él tomó las medidas necesarias para asegurarse de que cada persona que esté dispuesta, pueda tener una relación personal con él y pueda descubrir el plan que él tiene para su vida ahora y siempre.

El camino para una relación personal con Dios se encuentra en la Biblia.

¿Qué pasos necesitas tomar para tener una relación personal con Dios ahora y por la eternidad?

1 | Reconoce a Dios en tu vida.

Vivimos apartados de Dios. Por naturaleza lo ignoramos, rechazamos o no le hacemos caso. Tenemos la tendencia a ser nuestro propio jefe y vivir separados de Dios en vez de caminar de la mano de nuestro creador. A esto, la Biblia le llama pecado.

Todos nos hemos alejado de Dios. Lo dice la Biblia en:

Romanos 3:23 (TLA):
“Todos hemos pecado, y por eso estamos lejos de Dios.”

Reconocer a Dios en tu vida es el primer paso para acercarte a él.

2 | Elige el camino correcto.

Cuando eliges el camino equivocado, aquel que tiene la señal de “peligro”, terminas en el lugar equivocado.
Lo mismo ocurre cuando elegimos el camino que nos aleja de Dios en lugar de llevarnos hacia él.
Es importante que sepas que el pecado, es decir, vivir separados de Dios produce muerte y destrucción en lugar de la vida que Dios desea para ti.

Romanos 6:23 (NTV)
Pues la paga que deja el pecado es la muerte, pero el regalo que Dios da es la vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor.

3 | Conoce el plan de Dios para tu vida.

¡La buena noticia es que Dios es la solución! El abrió un camino a través de Jesús, con su muerte y resurrección en la cruz, para que abandones la senda de la muerte y entres en la senda de la vida que él te ofrece. Lo hizo porque te ama. Él ofrece esta solución como un regalo a todos los que quieran aceptarlo.

Romanos 5:8 (NVI)
Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

Juan 3:16 (NVI)
Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Jesús es el camino que Dios ha provisto por medio de su muerte y resurrección. Jesús venció el pecado y la muerte en la cruz por nosotros. Ahora nos invita a creer en él como nuestro Señor y Salvador resucitado. Cuando lo hacemos, cambiamos de adentro hacia afuera y nos posicionamos en un nuevo camino—el camino de la vida. ¡Este es el regalo de la salvación!

Romanos 10:9, 10, 13 (DHH)
Si con tu boca reconoces a Jesús como Señor, y con tu corazón crees que Dios lo resucitó, alcanzarás la salvación. […] Pues con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se reconoce a Jesucristo para alcanzar la salvación. […] Porque esto es lo que dice: “Todos los que invoquen el nombre del Señor, alcanzarán la salvación.”

Entonces, si tú sientes en tu corazón “yo quiero darle acceso a Dios en mi vida”. La pregunta es: ¿Has recibido a Jesús como el Señor y Salvador de tu vida? Si no lo has hecho, puedes hacerlo ahora mismo a través de una sencilla oración y esto es simplemente hablando con Dios.

Puedes repetir esta oración o ponerla en tus propias palabras, con sinceridad di estas palabras a Jesús:
Padre nuestro que estás en los cielos, hoy día yo quiero entregar mi vida a Jesús. Señor Jesús, yo creo en ti y yo sé que has muerto por mi. Perdona mis pecados, entra ahora en mi corazón y hazme un hijo tuyo. Enséñame Jesús a vivir por ti el resto de mi vida, en el nombre de Jesús.

4 | Sigue adelante con Dios.

Si has hecho esta oración por la primera vez, ¡Felicitaciones!

La biblia dice que esto es como una semilla que puede crecer. Y tú puedes seguir creciendo en tu fe en Jesús leyendo la biblia y juntándote con amigos que también ponen a Dios como primero en su vida. Por lo cual te invitamos a seguir viniendo a la iglesia y ser parte de esta familia.
La biblia también dice que ahora eres una nueva persona con una nueva vida, un hijo de Dios. Así que te animamos a seguir adelante, creciendo paso a paso en tu nueva vida con Dios.

Juan 1:12 (NVI)
Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios.

2 Corintios 5:17 (NTV)
convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!

Colosenses 2:6, 7 (TLA)
Ustedes han aceptado a Jesucristo como su dueño y Señor. Por eso, deben vivir como a él le agrada. Tal como se les enseñó, confíen cada vez más en él, y vivan obedeciendo sus enseñanzas para ser cada vez mejores, y den siempre gracias a Dios.

Archivos de ejercicios
No se encontraron adjuntos
No se encontraron adjuntos